Desikachar sobre Krishnamurti y Yoga

Por T.V.K. Desikachar

texto del libro "Krishnamurti. 100 years de Evelyn Blau, Stewart Tabori & Chang, 1995.


Traducción por Gabriela Binello

"En la década de 1960, enseñar yoga no se consideraba una profesión seria. Un punto de inflexión en la popularidad del yoga fue cuando comencé a enseñar Krishnamurti. La primera vez que me enteré de Krishnaji fue en una carta que mi tío B.K.S. Iyengar le escribió a mi padre desde Suiza. Para mi tío, fue un gran evento cuando Krishnaji asistió a sus demostraciones de asanas en Saanen. Mi padre me mostró la carta, pero la información tuvo poco impacto en mí. Eventualmente, sin embargo, los eventos me acercaron mucho a Krishnaji (...)


En diciembre de 1965, Alain Naudé, secretario de Krishnamurti, visitó a mi padre en nuestro pequeño departamento en Madras. Recibió un mensaje de Krishnaji. Fue una solicitud para que mi padre visitara su residencia y le demostrara a Krishnaji cómo se deben practicar asanas y pranayama (posturas de yoga y control de la respiración). Mi padre estuvo de acuerdo. El día señalado, Alain Naudé vino a llevarlo a Vasanta Vihar (Fundación Krishnamurti India). Mi padre nos pidió a mi hermano y a mí que nos uniéramos a él. Cuando llegamos, Krishnaji salió con las manos juntas y agradeció profusamente a mi padre por la visita.